Caminos clásicos de Santa Maria del Mont. Beuda, Falgars, Santa Maria del Mont, Sous, Beuda

Eduard

Faltaba esta excursión en nuestra web. Cuando unos amigos me han propuesto volver a esta montaña sagrada, me he dado cuenta que no había, en este sitio, ninguna circular que siguiera los caminos clásicos que, desde Beuda, ascienden al Mont, por lo que he aprovechado la salida para recorrerlos. Todo el trayecto está marcado y es muy fácil de seguir, tanto, que no hace falta GPS. Además, hemos tenido la compañía de una perra preciosa que se conocía el camino mejor que nostros, y que en todo momento nos ha hecho de guía. Parece que no ha sido la única vez que ha acompañado a los montañeros. Hemos dejado el coche en el pequeño aparcamiento situado, más o menos, a un kilómetro de Beuda en dirección al Santuario, y desde allí hemos seguido andando por la pista asfaltada hasta alcanzar el Segueró. Si no queremos seguir tanta carretera podemos desviarnos por el GR que también nos llevará al mismo punto.

Quart, Els Àngels, Castell de Palagret, Celrà

Eduard

Excelente excursión en Les Gavarres de Girona. Hacen falta dos coches, uno para dejar en Celrà y el otro en Quart. En una buena parte el recorrido discurre por pistas forestales custodiadas por bosques de pinos, encinares y hasta podemos encontrar castaños. Otras partes aprovechan senderos, y sólo pisamos la carretera para cruzarla. Por la única fuente que hemos pasado, la de Les Nuvies, estaba bien seca, a causa de la potente sequía que hemos padecido durante los meses anteriores. El recorrido no está marcado, y tanto en su primera parte, hasta el kilómetro 5,800, como por la parte que va desde el kilómetro 15,160 (cerca de los Àngels) hasta a Celrà, se debe al trabajo previo de exploración realizado por Manolo. El resto del track se ha diseñado in situ, el mismo día de la salida, guiándonos de planos. No cabe destacar ninguna dificultad.

Sant Joan les Fonts, Serra de Malforat, Coll de Passaserres, Camí de l’Aulet

Eduard

Variante de la excursión del 31 de Agosto de 2017 (primer enlace de las entradas relacionadas) que, después de crestear la Serra de Malforat (Amont), en lugar de descender desde Passaserres por la pista y el GR, toma el camino de l’Aulet, mucho más salvaje y abrupto, también mucho más interesante y bello. Esta parte consiste en un sendero que en muchos puntos es muy difícil de rastrear, por lo que conviene estar muy atento al GPS. Ya cerca de Sant Joan les Fonts, a diferencia de la salida de Agosto, hemos podido acceder al sendero de la Riera de Bianya porque su caudal, notablemente más bajo, nos ha permitido cruzarla. Gracias a ello hemos podido visitar las columnas basálticas de los cingles de Front Freda. No podemos olvidar que el camino de la cresta también puede ser en algunos puntos difícil de seguir y necesitamos bastante ayuda del GPS.

Maià de Montcal, Santa Magdalena de Maià, Queixàs, San Mateu

Eduard

Salida fácil que, sin grandes desniveles y esfuerzos, discurre entre bosques salvajes y espesos, vistosos claros y fértiles llanuras. Todo ello bajo la sombra de la montaña del Mont. De esta excursión destaca la extraordinaria y enorme ermita de Santa Magdelena de Maià. En realidad, se ha diseñado en dos salidas. La primera, del día 24 de noviembre, partiendo de Queixàs se hizo la parte principal del recorrido, pero como por la zona de ca n’Alzina pasaba por una propiedad privada, decidí volver el 29 para buscar una alternativa. Esta alternativa consistía en utilizar las pistas que, procedentes de Maià de Montcal, pasan junto a santa Llúcia y el Molí de la Serra del Bosc hasta enlazar con el track original en el coll Sacreu.

Sant Martí Solomal, Molí de’n Solà, Santa Llúcia de Puigmal

Eduard

Extraordinario contraste entre el camino de ida y el de vuelta. En uno domina el bosque de solana, en otro el de umbría. Lamentablemente, es muy difícil hacer fotos en entornos forestales cerrados por los duros contrastes de luz, y por este motivo nos perdemos las imágenes de bellos y sombríos paisajes. En algunos lugares tenemos la sensación de caminar por Transilvania, no ya la real, sino, más bien, la de los mitos.

Roses, Empuriabrava, Castelló d’Empúries, Vilanova de la Muga

Eduard

Salida preparada por nuestro amigo Alex para entrenarnos sobre las dos ruedas por los sugerentes paisajes de l’Alt Empordà, junto a la Muga y el mar. El objetivo era el de alcanzar Vilanova de la Muga para volver, más o menos, sobre nuestros pasos. Nos hemos adentrado en Castelló d’Empúries para disfrutar de un buen almuerzo. Nada más provechorso para culminar un buena mañana. Aunque hemos evitado las carreteras más transitadas y rodado tanto como hemos podido por caminos interiores y vias verdes, debemos tener cuidado con el tráfico cuando coincidamos con él.

Por los campos de Queixàs, Cabanelles y Navata

Eduard

Hoy hemos venido a explorar el terreno para preparar una salida en bicicleta, y hemos podido comprobar que es totalmente apto para las dos ruedas, con alguna cuesta más o menos durilla pero sin grandes dificultades. Recomendamos que se haga en la dirección contraria a la marcha de las agujas del reloj. Aunque hemos tratado de evitar las grandes carreteras tanto como hemos podido, en algún pequeño tramo tenemos que pasar por alguna de ellas. Tengamos precaución en esos momentos. En general el recorrido discurre a través de bosque mediterráneo, pinares y campos de labranza. La espectacularidad en el paisaje nos la da el Canigó al fondo y las montañas de la Alta Garrotxa. A pesar de la pertinaz sequía nos ha sorprendido el verdor de los campos.

Integral de la serra de Sant Miquel del Mont. Olot, Hostalnou de Bianya

Eduard

Esta salida a Sant Miquel del Mont es una nueva variante que discurre por toda la sierra del mismo nombre. A diferencia de la integral anterior, ésta es totalmente circular, y asciende también hasta el Puig de Sant Valentí. Allí un encontraremos un oratorio. Poco podemos añadir a lo que hemos reseñado en las otras dos salidas que hemos publicado por la zona y que hemos linkado a pie de página en la zona de Entradas Relacionadas. Básicamente, la excursión discurre por paisaje boscoso excelente. La ermita de Sant Miquel, por su parte, es una atalaya inmejorable para visualizar todo el entorno montañoso de Olot y la Alta Garrotxa.

Cingles de Bertí, Castell del Clascar, sant Pere, la Trona

Eduard

Ruta circular, con salida y llegada al Santuari de la Mare de Deú de Puiggraciós (siglo XVIII destruido durante la Guerra Civil Española). A nuestra derecha podemos observar una torre de telegrafía, construcción similar a la que podemos encontrar a las montañas d´Ordal ( no sé si existen otras). Efectuamos la salida siguiendo el camino que sale a la izquierda una vez pasado el Santuario, dirección al Coll de la Tripeta , se trata de una pista ancha PR C-33, pasaremos por Cal Mestret. El Clascar (Castell de Berti, siglo X) se inició la restauración en el siglo XX, la cual nunca se acabó, San Pere de Berti (siglo XIII) La Trona, excepcional mirador sobre el Montseny, el Tagamanent, el valle se abre a nuestros pies, recorreremos toda la Cinglera de Berti hasta nuestro destino final que no es otro que el de nuestra salida, el Santuari de la Mare de Deú de Puiggraciós. Solo comentar que es una ruta un poco perdedora por los continuos cruces de caminos, pero siempre con la intuición y orientación del senderista y si es posible la ayuda de medios como mapa, brújula (indispensables en cualquier salida a la naturaleza) y como comodidad, así como modernidad un GPS.

Serra de Malforat, Vall de Bianya, Sant Martí del Clot, coll de la Barcadura.

Eduard

El objetivo de excursión es, además de visitar algunos rincones extraordinarios y poco visitados de la Vall de Bianya, el de ascender el por camino que desde la zona de Sant Martí del Clot nos conduce hasta el coll de la Barcadura. Se trata de un sendero que, muy bien marcado en amarillo, nos llevará hasta la Vall de’n Bac, pero cuando alcanzamos el coll de la Barcadura nos salimos de él para remontar la pendiente por la cresta en dirección este. Al final, cruzando el bosque y algunos caminos mal dibujados, llegamos als Joncar para descender por el GR hasta el pla Verdeguer, que es dónde habíamos dejado el coche y dónde por la mañana habíamos inciado la marcha. No cabe reseñar ninguna dificultad destacable si no es que en algunos puntos no hay camino de ningún tipo, aunque el bosque es totalmente accesible.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad