Bianya, Sant Andreu de Socarrats, Sender de la Xeruga, Sant Miquel del Mont, Bosc de Can Guitard

Eduard

El objetivo secundario era el de llegar hasta Sant Andreu de Socarrats (que todavía no había visitado a pesar de los años que llevo viviendo en Olot), pero el primario era el de encontrar un nuevo sendero que ascendiera hasta Sant Miquel del Mont por el Serrat de Can Xeruga. La salida ha sido un éxito porque he encontrado el sendero de una forma mucho más sencilla de lo que imaginaba.

Esta salida ha sido diseñada para recuperarse del confinamiento y la inactividad. La semana pasada ya hice dos salidas sencillas, una la colgué (la que subía al Croscat) y hoy le he añadido algo más de dificultad para ver como responde la maquinaria biológica. El objetivo secundario era el de llegar hasta Sant Andreu de Socarrats (que todavía no había visitado a pesar de los años que llevo viviendo en Olot), pero el primario era el de encontrar un nuevo sendero que ascendiera hasta Sant Miquel del Mont por el Serrat de Can Xeruga. La salida ha sido un éxito porque he encontrado el sendero de una forma mucho más sencilla de lo que imaginaba.

He dejado el coche en Llocalou y, desde allí, me he dirigido por la vía verde de Bianya hasta la pista de Sant Andreu. He visitado la ermita y el cementerio, y después he bordeado el flanco norte de la Serra de Sant Miquel, a través de trochas, senderos y caminos, hasta la cercanía del Rec del Colomer. He tenido que abrir puertas de pastores eléctricos y también, en un par de veces, saltármelos para al final alcanzar el camino amarillo que va de desde Hostalnou de Bianya hasta el Coll. Pero no he seguido durante demasiado rato este itinerario clásico, ya que pronto lo he abandonado para ascender por un pista en desuso sin marcar. Al final, cuando la pista acaba, empieza un sendero, el que he llamado de “Xeruga” porque asciende hasta el Turó de Can Xeruga. Desde este otero continúa la ascensión y pronto alcanzaremos la cresta de la sierra de Sant Miquel, donde daremos con el camino amarillo que nos va a llevar a la preciosa y bien ubicada ermita.

Para volver he seguido el sendero de la Vall dels Sentits que desciende primero en dirección oeste hasta la Collada del Bastons, y luego sigue en dirección norte (bajando, por supuesto) hasta la Font de la Torre. Yo, sin embargo, no he descendido hasta la fuente porque he decido visitar el bosque de Can Guitard. Esta marcado con un cartelito de madera en forma de flecha, así que es fácil de encontrar. El sendero es bastante agradable y muy fresco porque va a cubierto, pero tenía un problema, que en un par de puntos estaba colapsado por la maleza. En el primero, he tenido que rodear y trepar una roca para volver a conectar con él, en el segundo he tenido que agacharme para poder pasar, y luego el trazo del camino empezaba a hacerse confuso. Afortunadamente, ya era muy cerca de la Can Guitard y, como se veía perfectamente, eso ya no suponía ningún un problema. Alcanzado Can Guitard, sólo quedaba acercarse a Santa Margarida de Bianya, llegar a Hostalnou, y volver por la vía verde hasta Llocalou. Allí me he desviado un poco para visitar un senderuelo que enlaza con la carretera de Capsec. Por ella he vuelto al coche.

Se trata de una salida entretenida, no muy corta pero tampoco larga. Tiene tramos de paisaje abierto bastante espectaculares, y trechos de bosque encantadores. Principalmente, encontraremos encinares paro también robles y hayas. Algo bastante completo. No podemos olvidarnos de las excepcionales vistas que hay en la ermita de Sant Miquel. Cabe destacar que en algún tramo el sendero de la Xeruga es bastante empinado, y que puede ser peligroso bajarlo si esta enfangado.

Powered by Wikiloc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eduard Serra Giménez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios http://www.masbaratoimposible.com/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Begudà, sender d'Esparregons, Coll de Boixeda, sant Abdó i sant Senén

He dejado el coche en el aparcamiento de Begudà y he empezado a andar desde el polígono industrial. A los diez minutos he abandonado este feo lugar y he empezado a caminar por un ambiente mucho más agradecido a la vista. Se anda por una pista asfaltada. Justo a la salida del polígono me he desviado unos metros para visitar la ermita de Santa Eulàlia. Luego vuelvo al track principal y sigo por el camino. El asfalto se prolonga hasta los 3,6 kilómetros desde el inicio, pero como la carreteruela se desliza por un entorno idílico y bucólico, el tránsito se hace agradable. A esa distancia enlazo ya con el sendero d’Esparregons. Años atrás estaba colapsado. Intenté hacerlo desde arriba pero no pude pasar. Ahora está bastante más despejado (seguro que alguien le ha echado horas para limpiarlo), pero estaría bien llevar alguna tijera de podar para ir repasándolo y ayudar a conservarlo transitable. La trocha es áspera aunque no muy empinada. En todo caso, nos deja con la imagen de buenos rincones y el ascenso se ameniza con el ruido de agua del torrente(cuando haya, claro está).

Quizá te interese