Malforat, Capsacosta, Camí Romà de Bianya

Eduard

Esta es otra salida a la Serra de Malforat, y tiene objetivo alcanzar el puerto de Capsacosta para luego acercarse a la Vía Romana de la Vall de Bianya y descender por ella. También, por supuesto, la de explorar los fastuosos y mágicos bosques que nos regala Maforat en su cresta. En realidad, solo nos faltaba este tramo para recorrerla por su parte más alta en su totalidad. Como en la salida del 10 de enero, dejamos el coche en el inicio de la Vía Romana para desde allí acercarnos al camping de Bianya (cuidado al cruzar la carretera).

Esta es otra salida a la Serra de Malforat, y tiene objetivo alcanzar el puerto de Capsacosta para luego acercarse a la Vía Romana de la Vall de Bianya y descender por ella. También, por supuesto, la de explorar los fastuosos y mágicos bosques que nos regala Maforat en su cresta. En realidad, solo nos faltaba este tramo para recorrerla por su parte más alta en su totalidad. Como en la salida del 10 de enero, dejamos el coche en el inicio de la Vía Romana para desde allí acercarnos al camping de Bianya (cuidado al cruzar la carretera). Como en el día 10, ascendemos por la pista que sale a la izquierda del camping hasta que se termina. Allí ignoramos el camino que se visualiza fácilmente para cruzar la valla de alambre más a la izquierda y ascender por un camino muy desdibujado (en realidad en el claro desde donde empieza ni se ve, por lo que tendremos que confiar en el track) que asciende bosque a través hasta la cumbre Malforat, sorteando múltiples formaciones rocosas. Superada la cumbre nos aproximamos hasta la cresta, y nos desviamos siguiéndola en dirección oeste. Esta trocha no está casi señalizada, pero contrariamente a la del Serrat del Bertrán, se dibuja con bastante claridad en el terreno. Por ella llegaremos al puerto de Capsacosta. Lo cruzamos para encontrar otro sendero que nace en la carretera un poco más a la derecha. Sigue muy bien marcado (en blanco y verde) por la Serra de Vivers hasta la Vía Romana. El regreso ya es muy fácil, y sólo nos queda disfrutar de la bajada, el paisaje, y los restos arqueológicos romanos.

Camí Romà de Bianya, Vall de Bianya, Serra de Malforat, Serrat de’n Bertran, Capsacosta, Olot, Vall de Bianya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eduard Serra Giménez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios http://www.masbaratoimposible.com/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

El renacer de un emblemático refugio de la Garrotxa, teja a teja

La nevada que a finales de noviembre tiñó de blanco parte de la Catalunya interior fue más especial que nunca en un enclave concreto de la Alta Garrotxa: Sant Aniol d’Aguja. Los copos de nieve se fueron aposentando en el nuevo tejado que desde hace unas semanas cubre el edificio que se encuentra a pocos pasos de la ermita. Fue recibido como una especie de bautizo entre aquellos que hace unos años decidieron impulsar la recuperación de este emblemático refugio ante la constatación que el edificio podría llegar a desaparecer si no se ponían manos a la obra. Y fue literalmente así, a pico y pala, como nació el proyecto para recuperar el antiguo refugio de Sant Aniol d’Aguja, que este año 2017 acaba de cruzar el ecuador.