Serra del Corb. Sender de les Barrincoles, Camí Botànic, Marboleny, Sender del Bou

Salida del 3 de septiembre de 2019 a la Serra del Corb. Esencialmente, el objetivo primordial de esta excursión era el de grabar tanto el sendero de les Barrincoles como el del itinerario botánico de Xenacs. Como objetivos secundarios estaban los de subir al Puig Rodó, visitar los hayedos de la cara norte del Corb, y constatar el estado del Camí del Bou, que ya había recorrido no sin ninguna dificultad. Para describir la salida, podemos dividirla en cuatro partes. La primera parte estaría formada tanto por el sendero de les Barrincoles com el Camí Botànic, así como las veredas que los enlazan. Así hasta la cumbre del Puig Rodo. La segunda parte consistiría en el tránsito por la cara norte del Corb hasta el Coll de Bas. La tercera parte consistiría en el paso por la parte alta de la sierra hasta Xenacs y, finalmente, la cuarta parte estaría formada tanto por la parte alta del sendero de les Barrincoles como por el sendero del Bou.

Por lo que hace a la primera parte, en primer lugar, ascendemos desde la calle de la Rectoria en les Preses, pasando por las casas del Pinel y el Pujol, por un camino marcado en amarillo con muchas marradas que remonta una pendiente bastante fuerte hasta la cota 750, donde el sendero de les Barrincoles se encuentra con el sendero del Bou (itinerarios 11 y 10 respectivamente). A partir de aquí tomamos la continuación del Bou hacia el norte (parte no señalizada) para ir a buscar el sendero que sube desde el volcán Racó hasta Xenacs (señalizado). Alcanzado éste ascendemos en dirección Xenacs, pero antes de llegar al picnic y al restaurante nos incorporamos al Camí Botànic i d’Aventura. Se trata de un sendero equipado con cadenas, con barandillas de troncos e incluso con un puente. Además, hay numerosos carteles que nos dan información sobre las plantas. A causa de su ubicación en umbría en el Clot de les Grípies, de los hayedos y de las formaciones rocosas que lo dominan, el sendero es muy oscuro y tiene una aire mágico, de manera que nos da la sensación de andar por dominios de hadas y duendes. El camino prosigue hasta los pies del Puig Rodó, al que he subido para tomar una panorámica, ya que se halla en un punto adecuado para observar tanto en Pirineo como la Alta Garrotxa. En este tramo no hay ninguna dificultad.

Por lo que se refiere a la segunda parte, pasaremos entre un excepcional hayedo por un camino estrecho ubicado en lo alto de la pendiente norte de la Serra del Corb, así hasta el Coll de Bas. La tercera parte gira bruscamente por lo más alto de la Sierra para volver a Xenacs. Aquí domina el encinar y el bosque mediterráneo. Es muy atractivo a la vista y agradable de andar. No hay ninguna dificultad en ninguno de los dos tramos. Quizá, si está húmedo, hay que andar con cuidado de no resbalar por la fuerte pendiente del hayedo de la cara norte.

La cuarta parte empieza en Xenacs, y se subdivide en el tramo alto del sendero de les Barríncoles y el tramo del Bou, que empieza en el cruce de los itinerarios 10 y 11 del que habíamos hablado en la primera parte. En les Barrincoles no hay ninguna dificultad. Sólo hay que descender de forma más o menos pronunciada hasta el Bou. El sendero del Bou, en general, está en buenas condiciones, pero hay tramos invadidos por la maleza y hasta con cierto riesgo. A pesar de estar marcado en amarillo y formar parte del itinerario número 10, en un punto determinado lo he encontrado completamente colapsado. Para pasar he tenido que perder más de media hora para, con las tijeras de podar, abrir un túnel en la maleza. De hecho, sin tijera hubiera tenido que dar marcha atrás o exponerme a acabar totalmente lacerado por las zarzas. Pero el problema no acababa ahí. Aunque el siguiente tramo era más transitable, consistía en una trocha muy estrecha que por un lado estaba invadida de zarzas, y por otro se abría a un pequeño abismo oculto entre la maleza. He limpiado algo esta parte pero aún así he sufrido alguna laceración. Afortunadamente esta zona apenas superaba los veinte metros de largo. El sendero sigue hasta la carretera y hasta allí está en bastante buen estado, aunque había alguna zarza antes de salir a ella. Después de la carretera encontramos algún sector también enmarañado, pero no tanto como para tener que detenernos. En general, animo a los senderistas de la zona a que vayamos a recorrer el Bou con el fin de ir limpiando los pasos más complicados y recuperarlo. De esta manera, podremos efectuar excursiones normalizadas por él. De hecho, se trata de un camino realmente hermoso, como todos los del Corb, que seria una pena que se perdiera. Este sendero nos llevará finalmente a les Preses y al punto de origen.

Powered by Wikiloc

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies