Riudaura, coll de Canes, puig de l’Ofrena

Eduard

Aunque era una de las cumbres que tenía pendiente desde hace años, el objetivo final no era el de alcanzarla, sino el de explorar el territorio para luego enlazar un track que, procedente desde la misma Ridaura y desde el Coll de Canes, nos permitiera enlazar una ruta circular. La mayor parte del camino lo conocíamos, ya que ya habíamos transitado numerosas veces tanto por la subida hasta el Coll de Canes como por la sierra de Santa Magdalena. Sin embargo nos faltaba explorar el tramo que va desde el Pla de Falgars hasta el Coll de l’Avi. Hoy lo hemos hecho porque en este tramo hay un camino bien claro y definido que no aparece en ninguno de los mapas que hemos utilizado. Así, que una vez llegados hasta el pla de Falgars, buscamos un portón que da acceso a través de una valla de contención de ganado, descendemos por el prado en dirección sur y pronto daremos con esta pista recóndita.

El 28 de abril de 2017 subimos desde la población de Ridaura para buscar un acceso hasta el Puig de l’Ofrena, tal y como contábamos en esta entrada:

Aunque era una de las cumbres que tenía pendiente desde hace años, el objetivo final no era el de alcanzarla, sino el de explorar el territorio para luego enlazar un track que, procedente desde la misma Ridaura y desde el Coll de Canes, nos permitiera enlazar una ruta circular. La mayor parte del camino lo conocíamos, ya que ya habíamos transitado numerosas veces tanto por la subida hasta el Coll de Canes como por la sierra de Santa Magdalena. Sin embargo nos faltaba explorar el tramo que va desde el Pla de Falgars hasta el Coll de l’Avi. Hoy lo hemos hecho porque en este tramo hay un camino bien claro y definido que no aparece en ninguno de los mapas que hemos utilizado. Así, que una vez llegados hasta el pla de Falgars, buscamos un portón que da acceso a través de una valla de contención de ganado, descendemos por el prado en dirección sur y pronto daremos con esta pista recóndita.

La excursión resultante es magnifica, y transcurre en la mayor parte de su recorrido por bosques frescos de umbría que nos han permitido sortear el calor infernal que ha azotado el día. Ni que decir tiene que los colores del Coll de Canes siempre me han maravillado, y que la sierra de santa Magdalena tiene un encanto difícil de superar. La primera parte del descenso desde el Coll de l’Avi se nos antoja más salvaje, y es probable que en un tiempo no muy lejano los senderos que hemos utilizado por esta parte acaben siendo engullidos por el bosque. Así que animo a todo el mundo a hacer esta excursión para impedir que esto pase. Como es verano hemos podido concluir la salida con un buen baño en las pozas de la Riera de Ridaura. Ha sido una culminación excelente.

Olot, Riudaura, Coll de Canes, Serra de Santa Magdalena, Puig de l’Ofrena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eduard Serra Giménez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios http://www.masbaratoimposible.com/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Estadísticas del mes de junio de 2017. Webalizer

Quizá te interese