Next Post

Riudaura, coll de Canes, puig de l'Ofrena

Aunque era una de las cumbres que tenía pendiente desde hace años, el objetivo final no era el de alcanzarla, sino el de explorar el territorio para luego enlazar un track que, procedente desde la misma Ridaura y desde el Coll de Canes, nos permitiera enlazar una ruta circular. La mayor parte del camino lo conocíamos, ya que ya habíamos transitado numerosas veces tanto por la subida hasta el Coll de Canes como por la sierra de Santa Magdalena. Sin embargo nos faltaba explorar el tramo que va desde el Pla de Falgars hasta el Coll de l’Avi. Hoy lo hemos hecho porque en este tramo hay un camino bien claro y definido que no aparece en ninguno de los mapas que hemos utilizado. Así, que una vez llegados hasta el pla de Falgars, buscamos un portón que da acceso a través de una valla de contención de ganado, descendemos por el prado en dirección sur y pronto daremos con esta pista recóndita.