Alquézar, abrigo de Chimiachas (pintura prehistórica)

Tanto Alquézar, como su entorno natural, así como el propio abrigo de Chimiachas son absolutamente sorprendentes. Más sorprendente es encontrarse la pintura prehistórica de un ciervo digna de las propias cuevas de Altamira o Lascaux. Aunque tuviera 30 kilómetros la caminata valdría pena solo para contemplar esta muestra del sentido del arte de nuestros antepasados. Para alcanzar a ver la pintura hay que subir por unas escaleras colgadas en la pared rocosa.

chimiachas-perfil

Alquézar, abrigo de Chimiachas (pintura prehistórica)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies