Las montañas olvidadas donde no ha llegado la masificación. La Vanguardia, 2 de octubre de 2019

Eduard

Frente a la masificación de las cumbres más icónicas la soledad reina en la mayoría de montañas.

Tenemos muchas cimas olvidadas, una gran parte del territorio es desconocido. ¿Quién sabe dónde está el Montsec de Tost? Creo que debe ser el macizo catalán al que va menos gente”, intuye Joan Casòliva, geólogo del parque natural del Cadí-Moixeró y veterano montañero. Frente a los icónicos y solicitados Puigmal, Pedraforca, Pica d’Estats, Carlit, Aneto o Monte Perdido destaca un generoso menú de cumbres que pueden disfrutarse en solitario, sin tener que compartir espacio con amantes de la selfie. El pico de Serreines del Montsec de Tost, prolongación del Cadí en el Alt Urgell, es sólo una muestra de la inmensidad de montañas holladas esporádicamente.