Sant Feliu de Pallerols, Coll d’Uria, La Salut

Eduard

Nueva y sencilla excursión de mantenimiento a la zona de Collsacabra. Esta ve vez ha sido por encima de Sant Feliu de Pallerols. Me he dirigido hasta el Coll d’Uria por el Rebrugent y desde allí he ascendido hasta superar los 1000 metros de altitud en les Roques Estretes. Desde ellas me he deslizado por el altiplano y el Serrat de l’Estany hasta el Santuari de la Salut. Desde el santuario, bajada directa de regreso hasta Sant Feliu, parando en las fuentes del sendero. No hace falta decir que las imágenes que nos regala la zona son excepcionales. La pena es que la cámara no hay podido reflejar la extraordinaria belleza de la zona y los bosques, tanto encinares como hayedos. En la parte alta también encontramos numerosos abedules.

Nueva y sencilla excursión de mantenimiento a la zona de Collsacabra. Esta ve vez ha sido por encima de Sant Feliu de Pallerols. Me he dirigido hasta el Coll d’Uria por el Rebrugent y desde allí he ascendido hasta superar los 1000 metros de altitud en les Roques Estretes. Desde ellas me he deslizado por el altiplano y el Serrat de l’Estany hasta el Santuari de la Salut. Desde el santuario, bajada directa de regreso hasta Sant Feliu, parando en las fuentes del sendero. No hace falta decir que las imágenes que nos regala la zona son excepcionales. La pena es que la cámara no hay podido reflejar la extraordinaria belleza de la zona y los bosques, tanto encinares como hayedos. En la parte alta también encontramos numerosos abedules.

Sant Feliu de Pallerols, Coll d’Uria, La Salut

Next Post

Caminos de Sales de Llierca y Tortellà: Baumes d’en Bicot, Can Bosch y Coma del Roure

Hemos diseñado esta vuelta en la falda del Malveí, uno de los montes de la Alta Garrotxa que supera los 1000 metros. No hemos alcanzado la cumbre, porque no era nuestro objetivo. Hoy no hemos dejado el coche en Sales de Llierca, sino un poco más adelante, cerca de Can Benet y Can Barberà en un apartadero cercano al puente que cruza el Borró. Desde este punto hemos subido por la senda amarilla que, desde Tortellà, nos lleva hasta Lliurona para disfrutar de este camino salvaje y abrupto y de las Baumes d’en Bricot. Hemos Llegado hasta Can Bosch, una excelente casa de turismo rural, para cruzarla en dirección a la pista que se encarama, faldeando el Malveí, hasta los 800 metros y el Pla de Pedró.