Archivo mensual: mayo 2012

Hasta que la muerte nos separe. La Vanguardia. 26/05/2012

Los grandes fabricantes de bombillas han dado su primer paso hacia la producción de lámparas que duran decenios. ¿Ha llegado el momento de los artículos duraderos?, ¿es una rectificación o una autocrítica del propio sistema económico, que ha pivotado muchas veces sobre la estrategia de la obsolescencia planificada para diseñar sus productos? Con un mes de diferencia, dos grandes multinacionales han presentado modelos de bombillas de larga duración y gran eficiencia. En abril, la holandesa Philips anunció la salida al mercado, primero en EE.UU., de una bombilla de tecnología led –light emiting diode, diodo emisor de luz– con una vida de unos veinte años

Llança, sant Pere de Rodes, Vall de santa Creu, Llança

Salida del 24 de mayo de 2012. Empieza en Llança, y se encarama por el Serrat del Coll del Perer para Llegar al Serrat de Santa Helena, al final del cual, después de atravesar un tramo áspero y pedregoso, aunque adornado con las vistas del golfo de Roses y de toda la costa que se sitúa al norte del Cap de Creus, llega hasta las ruinas del Castell de Sant Salvador. Desde allí desciende la Sierra de Rodes hasta Sant Pere de Rodes, monasterio medieval muy reformado y convertido en atracción turística, para luego introducir-se en la Vall de Santa Creu, territorio abrupto y singular con una especie de personalidad destacada y algo diferente de todo lo que le rodea. Por este valle llegaremos hasta la playa, después de cruzar la carretera, y solo tendremos que seguir el Camí de Ronda para volver a Llança.

Olot, Volcán Aiguanegra

Salida de ida y vuelta del 22 de Mayo de 2012. Si por algo destaca el Volcán Aiguanegra es porque por su ubicación nos brinda una vista excelente a toda la Vall de Bianya, a la Sierra de Sant Miquel y a la de Malforat. El recorrido empieza en la calle Carme Sala de Olot, pasa por el húmedo Bac de les Tries y atraviesa el vecindario de Sant Cosme para superar la autopista por un puente. Después se encarama por una pista forestal por la Sierra de Aiguanegra hasta llegar al cráter del mismo nombre, aunque hace falta algo de imaginación para verlo. Aún así, como se ha dicho de principio, la visita a este volcán merece la pena por las vistas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad