LLigordà, Maià de Montcal, Santuario de Palera, Sepulcro de Palera

Salida de mantenimiento a Lligordà y Maià de Montcal, del 17 de octubre de 2020. Tenía como objetivo explorar caminos alternativos que unieran Palera con Maià, pasando por Lligordà. No tiene nada extraordinario aunque sí algún camino interesante.
Hemos dejado el coche en el aparcamiento de Lligordà. Desde allí, tomando la carretera de Beuda en dirección Besalú, y a unos docientos metros, daremos con la pista que va al vertedero del Clot de les Mules. De entrada, no iremos a él, sino que a 700 metros aproximados del inicio, abandonaremos la pista principal para ascender por otra secundaria, con el objetivo de alcanzar la cota 352, conocida como el Lluert Negre. El problema que hemos tenido es que el sendero que nos conducía a este punto estaba colapsado e intransitable, y nos hemos visto obligados a tomar otro alternativo que nos ha conducido al extremo más oriental del vertedero del Clot de le Mules, más concretamente a un camino que lo rodea. Como os podéis imaginar, no se trata del lugar mejor perfumado, aunque afortunadamente el transito por esta zona es corto: desde el Km. 2,3 hasta el 2,5. Superada esta parte, pasamos por sucesivas pistas y senderos atravesando los bosques de Cal Nen y de Ca l’Hospital. Pasado este llegamos a caminos asfaltados, a Maià de Montacal y a su iglesia (Km. 4,95).