St. Joan Abadesses, Ogassa, Estela (2010 m), Taga (2040 m)

El track arranca en las calles de sant Joan de les Abadesses, concretamente en la carretera de l’Estació y el carrer de Ferrocarril. Inmediatamente se encamina hacia el camí del Ferro. El camí del Ferro y del Carbó es un sendero ciclista y pedestre que enlaza Ripoll y sant Joan. En Cataluña existen unos cuantos senderos que aprovechan los trayectos de líneas férreas en desuso de los que se han quitado los raíles y que se han reconvertido en senderos excursionistas. Entre Olot y Gerona podemos encontrar uno, la ruta del Carrilet. La ruta del Ferro y del Carbó, por su parte, es otra. En el sector que enlaza sant Joan con Ogassa se sirve del tramo que recorrían las vagonetas que bajaban el carbón hasta sant Joan. Es un magnífico y atractivo recorrido que atraviesa, ya llegando a Ogassa, dos túneles. Tardaremos algo menos de una hora en recorrerlo.

Olot, vall de Bianya, santa Llúcia de Puigmal, sant Joan de les Abadesses

Pasando por la vall de Bianya, la riera de santa Llúcia de Puigmal, la serra de les Cambres, el puig del Castelltallat, el torrent de Vadellar y el serrat del Colomer, la ruta aquí descrita discurre entre las comarcas de la Garrotxa y el Ripollés. En gran parte aprovecha la existencia de una vieja pista forestal en desuso que se desliza por el serrat del Colomer, pero también utiliza una pista vecinal asfaltada que transita de este a oeste el valle de Bianya. El destino final es sant Joan de les Abadesses, aunque si partiéremos de esa localidad en dirección inversa, sería, desde luego, Olot. Sant Joan de les Abadesses es una villa de origen medieval fundada el año 887.

Olot, serra del Corb, sant Feliu de Pallerols

Salida del 29 de noviembre de 2007 que parte de Olot para llegar hasta Sant Feliu de Pallerols transitando por la parte más alta de la Serra de Corb. Desde Olot se aproxima hasta les Preses para ascender hasta can Xenacs, área recreativa situada sobre los 900 metros y en la cual hallaremos un mirador a todo el valle de Olot y al Pirineo de Gerona. Desde allí iremos cruzando el Corb por hayedos y bosques mediterráneos, dependiendo del tránsito por umbrías y solanas. Aquí, en algunos puntos el camino es difícil de rastrear, aunque no encontraremos demasiados problemas. Cuando alcanzamos la Font Pobra el descenso hasta Sant Feliu ya es más fácil, aunque no por ello dejará de obsequiarnos con excelentes paisajes.

Oix, Talaixà, sant Aniol, Sadernes, pont Llierca, Oix

Esta salida se ejecutó en una sola etapa entre los días 15 y 16 de noviembre de 2007 incorporando marcha nocturna, aunque se hizo un descanso de tres horas un poco para descansar en saco de dormir junto a la ermita de Sant Andreu de Guitarriu. Atraviesa algunos de los paramos más abruptos y espectaculares de la Alta Garroxa. En el tramo que va desde Talaixà hasta Sant Aniol de Agulles se había desprendido una parte del camino, por lo que se había estrechado de forma peligrosa junto al abismo. Espero que se haya podido reparar. Más allá de ello, aparte de la dureza del recorrido y de las grandes pendientes que se deben superar, no cabe destacar ninguna dificultad técnica que merezca ser resaltada. Se puede hacer en dos etapas. En este caso recomiendo que se empiece en el Pont de Llierca, se alcance Oix y desde allí Talaixà para hacer noche en refugio y no al descubierto.

Por los campos de les Oluges

Aunque hace años desde la última vez que hice esta circular, todavía no la he olvidado. Esto es así porque la recorrí unas cuantas veces a forma de paseo, alguna de ellas totalmente envuelto por la niebla y sin GPS. El paisaje no tiene nada grandioso si no es que deslizamos la vista hacia el Pirineo, en el norte, o el Montsec hacia el noroeste, o el Pedraforca hacia el nordeste, aunque para ver éste último macizo hace falta que el día sea claro. De todas formas, aunque parece que transitemos por un terreno árido, tiene rincones muy fotogénicos. En primavera andaremos por un terreno cubierto por un verde muy brillante. Básicamente se trata de campos de cereales en pleno apogeo. En pleno invierno podemos caminar por un páramo helado, forrado de hielo. No es recomendable hacer este recorrido en verano, pues nos abrasaremos. En todo caso, si nos decidimos, deberemos llevar bastante agua, mucha crema solar y un buen sombrero, sobretodo si somos calvos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies