Camprodon, Freixenet de Baix, Collada dels Solans, Coll Pregon, Font-rubí, Serra de Nabar, Coll de la Creueta

Salida del 9 de agosto de 2019. El objetivo era el de dar una vuelta por el Freixenet de Baix y explorar al menos una pequeña parte del sendero clásico PRC 187, para mi todavía desconocido, que es el que une Santa Maria de Bolòs con Camprodón. He dejado el coche en la calle Llandrius de Camprodon, junto a la piscina municipal, y me dirigido al camino que va de Camprodon a Molló. Lo he seguido hasta que se une a la carretera general de Molló. He andado por esta transitada vía durante 800 metros hasta alcanzar el Pont del Solans y el Camping del mismo nombre. Desde allí he tomado una pista en una dirección aproximada nordeste junto a la valla exterior del camping. Se sigue por este camino (con todas sus curvas) hasta la Collada del Solans, donde me he salido de la ruta principal para subir a la Serra de la Guilla y para inspeccionar el terreno y ver si podía localizar alguna vereda o senda que me llevara de forma directa hasta Font-rubí. Como no la he encontrado he retrocedido nuevamente hasta Collada del Solans e he ido directamente a la carretera que va de Camprodon a Font-rubí. En realidad no se trata de una carretera en un sentido estricto, ya que puede considerarse como una pista asfaltada un poco ancha. Además, es utilizada por la gente para pasear por un camino bello, tranquilo y acogedor aunque sea frecuentado por algún coche. Por él precisamente me me dirigido a Font-rubí, que no es otra cosa que una urbanización. Por sus calles he ido a buscar una trocha de acceso a Ribamala. Después de Font-rubí y de un giro de 180 grados en el rumbo, nos introduciremos en una pista más o menos clara, pero pronto, a mano izquierda, veremos la trocha. Desciende abruptamente hasta el Torrent de Bac Morell, penosamente utilizado como pista de entrenamiento de trial. Aunque este uso sea penoso es precisamente lo que lo convierte en transitable. Por él ascenderemos a la pista encementada de Ribamala. Siguiéndola daremos con una puerta que, aunque no nos prohíbe el paso, nos advierte de la presencia de toros bravos. He pensado que con suerte no me encontraría ninguno, pero no ha sido así y he visto uno mucho más cerca de lo que hubiera deseado (había más algo más apartados). A pesar de todo el animal no ha mostrado ningún tipo de actitud agresiva y más bien parecía que posaba de forma chulesca para una foto. Saliendo de la pista de cemento he tomado otra de tierra que me ha llevado al PRC 187. Ésta ha sido la última fase del recorrido y por este sendero clásico he regresado de nuevo a la calle Llandrius, pasando por el Club de Golf Camprodon. Se trata de una excursión fácil con rincones y paisajes preciosos, con gran diversidad vegetal y de árboles y con algunas partes con vistas a las cumbres más relevantes del Pirineo en esta zona, como el Costabona o el Canigó. Cuidado durante los 800 metros de carretera general, pues algunos conductores pueden ser más peligrosos que todos los toros del mundo.

Powered by Wikiloc

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies